viernes, 1 de octubre de 2010

¿Qué hacer con los residuos peligrosos?

Al publicar la entrada sobre lo peligrosos que son los deshechos de las bombillas de bajo consumo, una amiga me sugirió que debía explicar qué hacer con los residuos de las mismas. De ahí que me decidiera a complementarla con este post.
Los residuos peligrosos, como son las pilas, especialmente las de botón, las bombillas de bajo consumo, los móviles y sus cargadores, las radiografías, cartuchos de tinta para impresora y todos los productos que tengan metales peligrosos, deben ser llevados a lugares de recogida para que sean tratados, separando los componentes y que se reutilicen, o que se coloquen en bloques de cemento compacto, ya sea en carreteras, puentes o estructuras específicas para tal fin.
En caso de que no se cuenta con alguien que las recoja, habría que investigar la forma de guardarlas sin que se dañe el medio ambiente, pues si caen en la tierra o en el mar, lago o río, la contaminación sería enorme.
Hay países, como Alemania, que obligan al fabricante a reciclarlas desde 1993. Otros han tomado medidas tendentes a regular el control y procesos de reciclaje de tales deshechos.
De ninguna forma se deben mezclar con otros residuos, ni tirarlos a la tierra o al mar, ni ponerlos todos juntos. Se debe utilizar la red en vez de pilas, o si necesitas usarlas, hacerlo con las recargables.

6 comentarios:

Soñadora dijo...

Excelentes pautas Juan Antonio, no había pensando en los cartuchos de tinta vacíos y los estaba tirando con la basura. Acá aún estamos en pañales en el tema del reciclaje, felizmente en mi distrito el municipio hace campaña y recogen semanalmente plásticos, vidrios y papel y tetrapack entre otros.
Mi hija acaba de estar en Alemania y me contó sorprendida gratamente de la gran cantidad de contenedores diversos que hay.
Besitos,

Alimontero dijo...

Hola Juan, en el ´95 estuve en Chicago y luego Miami y pude apreciar todos estos adelantos;
nosotros no fuimos tan avazados, sin embargo "reciclamos" hace algunos añosl. Tenemos contenedores y me alegro de poder colaborar con el medio ambiente....

un abrazo,

Ali

MAR dijo...

Mi mente es peligrosa, a veces boicotea mi alegría.
Dónde la tiro amigo???
mar

Steki dijo...

Perfecto, Juan. En el periódico para el cual trabajo, como los fotógrafos usan mucho las pilas y baterías para sus equipos, hay un recipiente al cual yo llevo también las mías. Lo de las lamparitas de bajo consumo todavía no se me había ocurrido. Habrá que investigar dónde se pueden dejar. Gracias por la info.
Besitos y feliz domingo.

Catalina Zentner dijo...

Tratemos, cada uno desde nuestro humilde lugar, de aportar algo para que la mayoría tome conciencia de lo importante que es cuidar el medio ambiente.

Abrazos,

haideé dijo...

Nuestra comodidad nos esclaviza cada vez más. Paradójico, como siempre en esta sociedad. ¡Ay!
Procuro vivir con la menor cantidad de aparatos, y reciclo cuanto puedo, mas cada vez me doy más cuenta de que he de cambiar de hábitos, más aún. Uso cada vez menos el mobil. Cada vez cocino más yo para usar lo menos posible de cartones, plásticos, etc, que nos quieren inducir a consumir, encareciendo el producto, sin necesidad alguna para ello. El derroche. Por esto esta crisis, para que tomemos conciencia de lo mucho que hacemos sin tener necesidad de ello.
Leyendo a Osho me enteré de que hay tantos millones de personas hospitalizadas por exceso de peso como los que padecen hambre. Asombroso. Qué unos enfermen y(o mueran por exceso de comida y otros por su carencia. Los extremos. Espejismo de felicidad que no tenemos, porque no la sentimos, por esto comemos en exceso muchos de nosotros.
En fin, yo seguiré haciendo todo lo posible por no contaminar, ni con mis sentimientos :) otra cosa que también contamina mucho. Así lo entiendo yo.
Un cariñoso abrazo :)