domingo, 17 de octubre de 2010

Neruda y los mineros de Chile

La desgracia de los mineros de Chile viene de muy lejos. Ya en 1947, Pablo Neruda denunciaba ante el Senado la situación de aquéllos:

¿Cómo es posible, Sr. Presidente,
tolerar que nuestros compatriotas estén
 entregados a esta explotación ignominiosa?

Nuestro poeta universal dedicó un poema de su Canto general a los mineros chilenos:

El Maestro Huerta (De la mina “La Despreciada”, Antofagasta)*

Cuando vaya usted al Norte, señor,
vaya a la mina “La Despreciada”,
y pregunte por el maestro Huerta.
Desde lejos no verá nada,
sino los grises arenales.
Luego, verá las estructuras,
el andarivel, los desmontes.
Las fatigas, los sufrimientos
no se ven, están bajo tierra
moviéndose, rompiendo seres,
o bien descansan, extendidos,
transformándose, silenciosos.
Era “picano” el maestro Huerta.
Medía 1.95 m.
Los picanos son los que rompen
el terreno hacia el desnivel,
cuando la veta se rebaja.
500 metros abajo,
con el agua hasta la cintura,
el picano pica que pica.
No sale del infierno sino
cada cuarenta y ocho horas,
hasta que las perforadoras
en la roca, en la oscuridad,
en el barro, dejan la pulpa
por donde camina la mina.
El maestro Huerta, gran picano,
parecía que llenaba el pique
con sus espaldas. Entraba
cantando como un capitán.
Salía agrietado, amarillo,
corcovado, reseco, y sus ojos
miraban como los de un muerto.
Después se arrastró por la mina.
Ya no pudo bajar al pique.
El antimonio le comió las tripas.
Enflaqueció, que daba miedo,
pero no podía andar.
Las piernas las tenía picadas
como por puntas, y como era
tan alto, parecía
como un fantasma hambriento
pidiendo sin pedir, usted sabe.
No tenía treinta años cumplidos.
Pregunto dónde está enterrado.
Nadie se lo podrá decir,
porque la arena y el viento derriban
y entierran las cruces, más tarde.
Es arriba, en “La Despreciada”,
donde trabajó el maestro Huerta.

*Canto General II: XII

(Tomado de La pupila insomne)


Desde entonces han pasado 11 Presidentes de la República y todavía la situación de los mineros continúa igual. Este país ha pasado a ser un país respetado y admirado en todo el mundo. Posee una economía saneada y un elevado crecimiento, pero la riqueza está muy mal repartida. Según Dante Contreras, de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de Chile, en un artículo sobre la Distribución de la riqueza en Chile decía: "Este país tiene una de las economías con mayor desigualdad en el mundo".
El Presidente Piñera tiene por delante el reto de mejorar las condiciones de trabajo de los mineros. Asimismo, hay otras asignaturas pendientes en el país:
1. Redistribución de la riqueza que supone mejores condiciones de vida, de educación, salud y bienestar para todos los ciudadanos, tendiendo a una Sanidad y Educación universales.
2. Sentar unas bases sólidas para solucionar el conflicto con el pueblo mapuche.

Chile ha demostrado que es capaz de afrontar todos los retos, por muy difíciles que sean, ya que trabajan todos unidos, con esfuerzo y decisión en pos de un objetivo común. Éste también lo conseguirán, si se lo proponen.

3 comentarios:

Melba dijo...



...y desgraciadamente seguirán pasando más años.

Es bueno hacer estas denuncias, ojalá un día calen en quienes tenga que ser.

Salud♥s

Ligia dijo...

Es un gran reto, pero como dices tú, si en verdad se lo proponen, lo conseguirán. Abrazos

SEISITO dijo...

Fíjate que si no me equivoco la mina La Despreciada estaba en Tocopilla y los andariveles cruzaban todo el puerto y pasaban frente de mi casa hoy ya no existen.
Grande Neruda.
Cariños voy y vuelvo