domingo, 31 de octubre de 2010

Centenario del nacimiento de Miguel Hernández

Centenario del nacimiento de Miguel Hernández

El mar también elige puertos donde reír como los marineros.
El mar de los que son. El mar también elige puertos donde morir.
Como los marineros. El mar de los que fueron.
Miguel Hernández

Miguel Hernández, pastor de cabras y poeta, nació en Orihuela, provincia de Murcia, España, el 30 de octubre de 1910, por lo que celebramos hoy el Centenario de su Nacimiento.
Compartió la Residencia de Estudiantes en Madrid con Pablo Neruda, Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, Jorge Guillén, Pedro Salinas y Luis Cernuda; también se relacionó con otros escritores de la Generación del 27 como Rafael Alberti, Dámaso Alonso y Gerardo Diego, entre otros.
Cuando estalló la Guerra Civil en España, en 1936, Miguel Hernández se alistó para defender a la Republica y  la libertad. Fue hecho prisionero  por las fuerzas de Franco y falleció de tuberculosis en prisión en 1942, a los 31 años de edad.
Miguel Hernández dedicó a su amigo Ramón Sijé la más hermosa y conmovedora elegía jamás escrita sobre la muerte y la vida.
ELEGÍA

En Orihuela, su pueblo y el mío,
se me ha muerto como del rayo
Ramón Sijé, a quien tanto quería.

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano.
.
Alimentando lluvias, caracoles
Y órganos mi dolor sin instrumento,
a las desalentadas amapolas
.
daré tu corazón por alimento.
Tanto dolor se agrupa en mi costado,
que por doler me duele hasta el aliento.
.
Un manotazo duro, un golpe helado,
un hachazo invisible y homicida,
un empujón brutal te ha derribado.
.
No hay extensión más grande que mi herida,
lloro mi desventura y sus conjuntos
y siento más tu muerte que mi vida.
.
Ando sobre rastrojos de difuntos,
y sin calor de nadie y sin consuelo
voy de mi corazón a mis asuntos.
.
.Temprano levantó la muerte el vuelo,
temprano madrugó la madrugada,
temprano estás rodando por el suelo.
.
No perdono a la muerte enamorada,
no perdono a la vida desatenta,
no perdono a la tierra ni a la nada.
.
En mis manos levanto una tormenta
de piedras, rayos y hachas estridentes
sedienta de catástrofe y hambrienta
.
Quiero escarbar la tierra con los dientes,
quiero apartar la tierra parte
a parte a dentelladas secas y calientes.
.
Quiero minar la tierra hasta encontrarte
y besarte la noble calavera
y desamordazarte y regresarte
.
Volverás a mi huerto y a mi higuera:
por los altos andamios de mis flores
pajareará tu alma colmenera
.
de angelicales ceras y labores.
Volverás al arrullo de las rejas
de los enamorados labradores.
.
Alegrarás la sombra de mis cejas,
y tu sangre se irá a cada lado
disputando tu novia y las abejas.
.
Tu corazón, ya terciopelo ajado,
llama a un campo de almendras espumosas
mi avariciosa voz de enamorado.
.
A las aladas almas de las rosas
de almendro de nata te requiero:
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.


(De su libro El rayo que no cesa)

10 de enero de 1936



De él escribió Vicente Aleixandre:
«Era puntual, con puntualidad que podríamos llamar del corazón. Quien lo necesitase a la hora del sufrimiento o de la tristeza, allí le encontraría, en el minuto justo. Silencioso entonces, daba bondad con compañía, y su palabra verdadera, a veces una sola, haría el clima fraterno, el aura entendedora, sobre la que la cabeza dolorosa podría reposar, respirar. Él, rudo de cuerpo, poseía la infinita delicadeza de los que tienen el alma no sólo vidente, sino benevolente. Su planta en la tierra no era la del árbol que da sombra y refresca. Porque su calidad humana podía más que todo su parentesco, tan hermoso con la Naturaleza.
Era confiado y no aguardaba daño. Creía en los hombres y esperaba en ellos. No se le apagó nunca, no, ni en el último momento, esa luz que por encima de todo, trágicamente, le hizo morir con los ojos abiertos.» (En La Obra Poética de Miguel Hernández, de José Antonio Serrano Segura)

Es interesantísimo leer en Orihuela Digital, Punto de Vista, Mi rincón oriolanao, que escribe Ramón Fernández Palmeral, escritor, poeta e investigador: Introducción a la elegía a Ramón Sijé, de Miguel Hernández). Lo recomiendo a los amantes de la Literatura y de la Historia.
http://www.orihueladigital.es/orihuela/puntos/ramon_fernandez_ramon_sije_201205.htm

Sangre que no se desborda,
juventud que no se atreve,
 ni es sangre, ni es juventud,
 ni relucen, ni florecen.

Miguel Hernández

16 comentarios:

tia elsa dijo...

Que pena que muriera tan joven! un grande que vivió rodeado de otros grandes. Besos tía Elsa.

Maripaz Brugos dijo...

Hola Juan Antonio, te habia perdido la pista...Un buen homenaje, bien merecido a este grandisimo poeta.

Muchas gracias por compartir sus poemas.

Un abrazo

Steki dijo...

Qué lindo homenaje, Juan. La verdad es que me he deleitado con este y otros tantos que le han rendido. Bien merecidos.
Un beso grande y feliz semana.

Olga i Carles dijo...

Gran aplauso a una alma grnade que supo vivir entre todos y para todos, a traés de su enérgica y cautivadora lucha.
Fiel testímonio para la vida.

Grácias.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Juan!
Es bueno recordar, y mas cuando lo que se recuerda fue un buen hombre, un poeta, luchador y por las libertades.

Saludos de J.M. Ojeda

Myriam dijo...

Extraño, juraría que te había dejado mensaje aquí.

Una delicia de entrada; un sentido homenaje a una gran hombre, a un gran poeta.

Gracias, gracias, gracias.
UN abrazo

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

Hermoso homenaje a un gran poeta al queme uno con satisfacción.

"Por las calles voy dejando
algo que voy recogiendo:
pedazos de vida mía
venidos desde muy lejos"

Gracias por traerlo de nuevo al recuerdo.-
Mi abrazopoeta para ti

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Gracias mi hermano, por tus bellas palabras en mi blog y en especial por recordarnos en este blog a tan extraordinario poeta....

Paz&Amor

Isaac

Cristi dijo...

Hola, Juan Antonio:

Primeramente darte las gracias por tu comentario en mi blog; siempre serás bienvenido al jardín de las bellas almas, grande poeta Miguel Hernández homenajes le deberían de hacer todo los días. (...)

Hoy vi por T.V. un precioso documental qué le hicieron al poeta cabrero; y recitaron algunos de sus poemas, su alma para siempre vivirá porque ha alcanzado la eternidad por eso al morir murio con los ojos abiertos la luz va hacia la luz fuente de vida y amor.


Un abrazo.

Marina-Emer dijo...

que maravilla la poesia de Miguel Hernandez...un hombre de campo y que talento para escribir ...
gracias por tus hermosas palabras para mi y feliz semana con mi abrazo de amistad
Marina

La Calderón dijo...

Hola Juan, pido disculpas en primer lugar por mi tardanza.
Agradezco éste bello homenaje a un grande con mayúsculas como Miguel Hernández, cuyas poesías han sido escritas con tinta indeleble; y agradesco tambien tu visita, siempre es alentador recibir visitas de amigos como tú, y más aún, saber que a pesar de mi ausencia, no me olvidan..¡¡Gracias!!
Un fuerta abrazo........
Susana..................

Rossana dijo...

Siempre rendir homenaje a quién despierta dentro de nosotros.

BUEN ESPACIO

Saludos

mariarosa dijo...

ESOS HOMBRES NO SE MUEREN , VIVEN EN CADA POEMA, EN CADA RECUERDO.

HERMOSO LO NOS HAS REGALADO

Te dejo mi saludo.

mariarosa

Anónimo dijo...

Grande, he encontrado lo que he estado buscando

Anónimo dijo...

I just added your web page to my favorites. I like reading your posts. Thanks!

Anónimo dijo...

Como novato, siempre estoy buscando en línea para los artículos que me puede ayudar. Gracias Wow! ¡Gracias! Siempre quise escribir en mi sitio algo así. ¿Puedo tomar parte de tu post en mi blog?