martes, 16 de septiembre de 2008

El pastor alemán y los treiles


Drako persiguiendo a los treiles


Drako, mi pastor alemán, es amigo de los treiles, en otras zonas llamados queltehues. Son aves estilizadas y elegantes que emiten unos gritos muy estridentes para ahuyentar a los que se acercan a sus nidos.


Cada tarde suelto a Drako para que recorra el Condominio, lo hago sólo cuando no hay gente, pues es muy juguetón y los asusta.


Treile
Por toda la zona hay muchos treiles. Drako se dedica a perseguirlos y ellos se elevan cuando él se encuentra próximo. Ellos dan unas vueltas y, si el perro se les acerca demasiado, se posan en el techo de las casas. Luego bajan de nuevo para que les persiga otra vez.


Esto sucede cada día, pero cuando hay gente lo llevo atado con su cadena. Las aves se aproximan a él incitándolo a que les persiga, pero no puede, a pesar de que lo intenta. Le miro a sus ojos y parece que me está preguntando:

-Juan Antonio, ¿qué pasa hoy que no me dejas jugar con ellos? - ¿No ves que me están invitando?

Los treiles, con sus gritos musicales, pues éstos nos son amenazantes, me preguntan ansiosos:

-Vecino, ¿qué sucede hoy? ¿Tienes penado a nuestro amigo?

Los treiles son muy astutos, siempre se sitúan lejos de sus nidos y vuelan en otra dirección distinta adonde están ellos.

Sin ambargo, hoy llevé a Drako de paseo, atado con su correa, y nos acercamos a sus nidos, sin percatarnos de ello. Al instante empezaron a emitir unos chillidos espeluznantes y, en un vuelo en picado, nos amenazaron con sus fuertes espolones rojos situados en sus alas.
Como tardamos un poco en alejarnos, y sintiéndo la amenaza a sus nidos, se dirigieron hacia nosotros con la cabeza estirada, mientras extendían sus alas con sus espolones al aire.
En vista de lo sucedido, y para quitar hierro a la situación, nos alejamos del lugar dejando a los treiles tranquilos cuidando de sus polluelos.





16 comentarios:

Marysol dijo...

Qué bonito relato, Juan Antonio, y las fotos, en ellas puedo ver a tu hermoso perro corriendo agilmente detrás de aquellas aves. Yo las conozco muy bien, sus chillidos estridentes son la mejor alarma, siempre "avisan" cuando alguien se acerca. Cuando están en calma, se posan a veces en mi jardín para alimentarse de los insectos. Me place pues contribuyen con el equilibrio del sistema y eliminan las plagas de mi prado.
Un abrazo y gracias por compartir un poquito de tu vida.

Catalina Zentner dijo...

Drako pretende jugar, pero no sabe que las mamás somos como fieras cuando creemos que nuestros polluelos están amenazados.

De paso, una pregunta, no puedo entrar al Blog de Marysol pues no tiene habilitado su perfil.

Si puedes, pásame la dirección de su blog.

Te dejo un abrazo, siempre es agradable caminar hacia tu colina.

Haideé Iglesias dijo...

Sabia decisión,jajaja...como muchas personas, si somos amables, juegan; si somos desagradables, pelean.Bonita manera de reflejarlo con tu amigo Drako :)
Bonita ave también, para mi es totalmente nueva. Me gusta conocer especies nuevas y sus constumbres. Gracias por acercarmela.
Dale cariños a Drako de mi parte :)
Y para ti un cariñoso abrazo.

CONRA dijo...

Hola Juan, me ha gustado tu historia, Drako y los treiles.
Tú pastor Alemán en muy bonito, el otro día te lo iba a decir y luego se me olvidó.
Los treiles no los he visto por mi tierra.
¿En Canaria existen?
Hasta pronto
Un abrazo

Juan dijo...

Marysol

Los treiles son buenos vecinos y ayudan al cuidado de la casa, pues si alguien se aproxima, nos avisan con sus gritos.

Un abrazo.

Juan dijo...

Catalina

Tienes toda la razón, las mamás siempre están con las uñas preparadas paar defender a sus polluelos.

¡Las mamás siempre son admirables!

Un abrazo.

Juan dijo...

Haideé

Drako te envía sus cariñosos saludos. A mí me da besitos, cuando me despisto, pero no te lo recomiendo. Jejeje.

Un abrazo.

Juan dijo...

Conra

Aunque yo soy de la isla de Gran Canaria, actualmente estoy viviendo en el sur de Chile, por lo tanto los treiles son de Chile y el pino canario está en mi imaginación, aquí estaría debajo de una araucaria o de un maqui.

Un abrazo.

La Maga dijo...

jajaja eso les pasa por meter las narices donde no deben!!!!hombreeeeees!!!!!...
que cosa! no entienden que a la familia cuando estan los pequeños no hay que molestarla???...


Amigo, que lindas vivencias con el MEJOR compañero,,, DRAKO,,, sin dudas su mirada "te salvara" tantas veces!!!!!!!!!...
Yo la tengo a Franca,, te lo habia contado??? bueno, tal vez si,, soy medio desmemoriada a veces,,, es mi labradora, y realmente la amo, las caminatas y los momentos que compartimos son asi como vos los describis, unicos y reconfortan el alma,,,
que bueno es poder disfrutarlos, no??..
te dejo mi abrazo, y ya me voy a dormir,, esta visita empezo por la casa de Marisol y no pude detener la marcha,,, ya hice la recorrida asi que ahora a dormir!!!, que descanses , y hasta prontito!!...
por favor dale mis saludos a Drako y un pellizcon en su hocico, como le hago a Franca y le encanta!!!...

Juan dijo...

Ceci

Tienes toda la razón, a las mamás no les gusta que las molesten mientras tengan a sus pollitos en sus nidos. Lo tendré muy en cuenta.

Le di un pellizco de la nariz de tu parte a Drako, pero realmente no sé si le gustó; él me miró con mala cara y dio un ladrido poco amistoso. Jejeje.

Que pases un feliz día.

Un abrazo afectuoso.

Steki dijo...

Hola Juan:
Acá estoy, comenzando a devolver gentilezas.
Si supieras cómo disfruto de la naturaleza y aquí, en tu blog, tengo para deleitarme entre naturaleza y animales.
Amo los perros por sobre todos los animales. Tengo a Hunt, un golden retriever dorado de ojos color miel de 4 años y a Maia, una husky siberian sarca de 10 años.
Son mis fieles compañeros.
Tu Drako es bello, qué animal tan noble! Lo único que me acobardó de tener un ovejero alemán es el problema que se les genera en las caderas. He visto sufrir a muchos de ellos con la displasia y si hay algo que no soporto es ver sufrir a un animal.
Los treiles... serán algo así como nuestros teros argentinos?
Gracias por tus siempre tan lindas palabras confortantes en mi blog, amigo.
Un abrazo cordillerano...
BACI, STEKI.

KarolinaB dijo...

A simplicidade desse relato

nos transmite certa paz

e melancolia. ( já disse que adoro o

nome do seu blog? Sempre penso isso

quando chego aqui) Um abraço

Juan dijo...

Baci

Me encanta que te sumerjas en la Naturaleza, llena de árboles y animales. Ese ambiente es idílico, recogiendo todas las energías del Universo.

Los teros son aves más estilizadas, con pico y patas más largos. Son muy elegantes y hermosas estas aves argentinas.

Respecto a los pastores alemanes, me dijo el veterinario que había que alimentarlos muy bien de pequeños y proporcionarles vitaminas para evitar en lo posible esos problemas en las caderas. Esperemos que no sufra el pobrecito.

¿No piensas escribir sobre tus mascotas? Si no fuera ese tu tema, no me importaría presentarlos en sociedad en mi blog. Jejeje.

Un abrazo afectuoso.

Juan dijo...

Karolina

Muchas veces en lo simple está la riqueza y belleza de algo, en este caso de un relato. Siempre me acuerdo del libro Platero y yo, tan sencillo y tan hermoso que es.

El nombre de mi blog trae recuerdos sobre la libertad, ingenuidad, inocencia, deshinibición. De ahí que sea muy sugestivo.

Un abrazo afectuoso.

Steki dijo...

Es una buena idea Juan, nunca lo he hecho en mi blog aunque sí en otro blogs que se dedican a los animales.
Ahora aligeré las imágenes porque estaba muy pesado mi blog.
Siempre soy solidaria con los animales.
No habías visto la foto que tenía puesta de Barti, el husky ciego que busca dueña?
Cómo me conmoví con su historia, casi me muero de la tristeza!
Otro día te mando las fotos.
Si quieres escríbeme un mail porque yo no tengo el tuyo.
Que tengas un excelente fin de semana!
Por este lado del mundo, esperando la primavera para este domingo aunque el invierno no nos quiere dejar!
BACI, STEKI.

Juan dijo...

Baci

No he visto la foto de Basti, voy a mirar con atención con ese fin.

Ya pronto te llegará el buen tiempo, por el sur ya llegó.

Un abrazo.