sábado, 4 de octubre de 2008

El silencio me acompaña

Me siento en la arena
de esta playa desierta.

El silencio me acompaña

caricia del alma

música de la nada

viaje sin equipaje

brisa fresca de la mañana

sueños sin dueño

dulce canto para el espíritu

que nos embelesa,

vuelo sin alas

ingrávido y en inmensa paz.

Me acompaña la melodía del mar

la suave brisa con perfume de algas

el murmullo de las gaviotas

y como mandala, el sol.

Estoy totalmente presente

aquí y ahora

deseo contactar con mi Yo interior.

Para no perderme en el silencio

musito el mantra que siempre me acompaña.

Recorro caminos inexistentes

recónditos vericuetos

repaso las actividades cotidianas

y vuelvo al mantra para no extraviarme.

Viajo más allá de las estrellas

me sumerjo y juego con los peces

y sonríe el niño que llevo dentro.

Me hace retornar la fresca lluvia


que me acaricia la cara

vuelvo al mundo tangible

de las flores y de las aves

de los niños que juegan

con sus barquitos de vela.

Autor: Juan Antonio Quintana
Foto: Google

31 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Amigo, el silencio es grata compañía para el poeta, le presta alas para volar hacia donde el alma quiera dirigirse.

Abrazos,

Haideé Iglesias dijo...

Delicioso silencio, pleno de vida...
Hermoso interior...

Natacha dijo...

Hermoso estado, cuando se consigue, claro, que no siempre es posible.
El interior es, a veces, muy bullicioso.
Un beso, cielo
Natacha.

Ondina dijo...

Es bueno,estar así en silencio,conversando,haciéndose muy amigo de uno mismo.

Me gustó mucho tu blog.

Un abrazo

Juan dijo...

Catalina

El silencio nos habla
nos acompaña
y nos envuelve
con su paz.

Un abrazo

Juan dijo...

Haideé

Son tantos los tesoros
que posee nuestro interior
que no nos podemos permitir
buscarlos fuera de nosotros.

Un abrazo.

Juan dijo...

Natacha

Muchas veces parece una jaula de grillos
y es difícil llegar a él
pero lo debemos intentar.

Un abrazo.

Juan dijo...

Ondina

Gracias por tu visita
en silencio
pero dejando
tu valiosa huella.

Un abrazo.

KarolinaB dijo...

ai, que sensaçao ótima, juan! queria aatingir esse nível de espiritualidade. Sempre belas palavras...Bom final de semana =)

CONRA dijo...

Hola Juan:
Que importante es estar en silencio para bucear interiormente y encontrarnos.
Me gusta cuando dices: “y sonríe el niño que llevo dentro”.
Que maravilla vivir en plenitud la madurez, con la frescura del niño que aún reside en el interior.
Es... la realidad de vivir el presente plenamente y día a día, con la total conciencia de que vivimos.
Un abrazo, y hasta pronto.

yoymimismo dijo...

Es cierto
ese es el camino
el camino de vuelta
al edén
tu edén...


Paz&Amor

Isaac

*izil* dijo...

Ola Juan
Obrigada pelas visitas, e pela idéia do tradutor, eu já tenho incluido, mas penso que não estava bem visivel
abraços
izil

Steki dijo...

La melodía del mar me trae saudades del Mediterráneo.
Volveré, sin dudas.
Bella tu poesía, amigo.
BACI, STEKI.

Yansidara dijo...

bello poema, preciosa reflexión.
te regalo lo siguiente:

zen y arena
de tu propio espacio
nacen poemas

Malena dijo...

Encontrarse con uno mismo, a pesar de que alguien dijo, que eso era muy aburrido, es intentar buscar esa paz que se nos escapa tantas veces.

Felices los que pueden encontrarla.

Besos, Juan Antonio.

Juan dijo...

Karolina

Las bellas palabras salen del alma. Si cada uno hace lo mismo, crearemos una corriente de paz y amor que transformará al mundo.

Un abrazo.

Juan dijo...

Conra

Si uno vive plenamente, disfrutando de cada pequeña acción o momento, viviremos en paz y tranquilidad, que es una especie de felicidad.
Si cada uno de nosotros hace esto, poco a poco haremos que esta filosfía de vida se vaya extendiendo y que creamos un mundo mejor.

Un abrazo.

Juan dijo...

Isaac

En el silencio
está las respuestas a muchos interrogantes que nos atormentan.

Salud, Paz y Amor.

Juan dijo...

Izil

Gracias por tu visita.

Eso nos permitirá tener una comunicación más fluida.

Un abrazo.

Juan dijo...

Baci

La melodía del mar nos produce muchas sensaciones.

A ti te trae saudades del Mediterráneo. ¡Qué linda palabra para expresar tan bellos sentimientos!

Un abrazo y feliz semana.

Juan dijo...

Yansidara

Gracias por tu cariñosa visita y por el magnífico regalo del haiku.
¡Me gustó mucho!

Un abrazo.

Juan dijo...

Malena

Hay mucha gente para quien la vida es un aburrimiento.
¡Más aún lo será para ellos el Camino hacia su Yo!
Sólo hay que abrir los ojos del alma para empezar a ver.

Un abrazo.

Rebecca dijo...

Me encanta que sonría tu niño interior, Juan...
Bellas reflexiones he compartido aquí.

Juan dijo...

Rebecca

No debemos olvidar que llevamos un niño dentro que no deja de sonreír.

¿Sonríe la niña que se encuentra en tu interior?

* Sine die * dijo...

Uhmmm que deliciosa paz...(casi puede paladearse)..

Un besito, Juan

@Patrulich dijo...

Estimado Juan, yo suelo tomarme un tiempo para disfrutar de ese silencio, tan necesario para descubrirnos interiormente, para oír esa vocecita que nos habla, nos susurra...
Te abrazo, amigo.

soñadora dijo...

Que gratos que son esos momentos de silencio, siento que enriquecen al alma.

Juan dijo...

Sine die

Caminemos en silencio, la paz llenará de gozo nuestros corazones.

Gracias por tu visita.

Un abrazo.

Juan dijo...

Patrulich

Son importantes los momentos de silencio para escuchar todo lo que nos quiere transmitir nuestra alma.

Nosotros muchas veces estamos tan ocupados en la vorágine de la vida que tenemos desconectados los oídos y los ojos del alma.

Un abrazo.

Juan dijo...

Soñadora

Esos momentos de silencio son muy reconfortantes, con ellos recargamos la energía para continuar por la vida.

Un abrazo.

Adrisol dijo...

hermosa nota sobre nuestro interior!!!
creo que las cosas de la vida se ven desde otro lugar cuando aquietamos el espíritu, mantra por medio,tranquilidad o buena música.
me encanta la meditacion y los ejercicios de relajación, me ayudan a vivir mucho más feliz............................
un abrazo desde Argentina.