sábado, 6 de agosto de 2011

¡Cuánto tenemos que aprender de los maestros zen! (Cuento zen)


Conciencia plena

Después de diez años de aprendizaje, Tenno alcanzó el rango de profesor de Zen. Un día lluvioso, fue a visitar al famoso maestro Nan-in. Cuando entró, el maestro lo saludó con una pregunta: “¿Usted dejó sus zuecos de madera y paraguas en el pórtico?”. “Sí”, contestó Tenno.



“Dígame”, continuó el maestro, “¿usted colocó su paraguas a la izquierda de sus zapatos, o a la derecha?”. Tenno no supo la respuesta, y se dio cuenta que todavía no había logrado tener conciencia plena. Así que se convirtió en aprendiz de Nan-in y estudió con él durante diez años más.

¡Cuánto tenemos que aprender de los maestros zen!

16 comentarios:

María dijo...

Me encanta esta filosofía. Y el tema del feng shui algún día llegaré a dominarlo, de hecho hice muchos cambios en mi casa (brújula en mano).

Besos

Ligia dijo...

Hay que seguir aprendiendo todos los días, aunque nos convirtamos en maestros. Abrazos

Oteaba Auer dijo...

Hay de quien no reconozca que la vida es un continuo aprendizaje y que en 100 años -por poner una edad- jamás llegaremos a saber practicamente nada

Feñiz fin de semana

Un abrazo

Anónimo dijo...

Como dijo RIchard Bach

Aprender es descubrir lo que sabes. .
Actuar es demostrar que lo sabes. .
Enseñar es recordarles a los demás que saben tanto como tú.
Sois todos aprendices, ejecutores, maestros. . . .


SOMOS TODOS APRENDICES, EJECUTORES Y MAESTROS AL MISMO TIEMPO
ME Maravillo por esta dinámica!!

Un gran cariño!
PRINCESA ADORA (sin ganas de loguearse)

Steki dijo...

Y vaya si tenemos mucho que aprender! Muy buena reflexión, Juan. Un besote para ti.

Myriam dijo...

Y sin embargo es tan, pero tan sencillo, si se quiere.... Excelente reflexión.

Un abrazo

Princesa Adora dijo...

Juan, te invito a pasar por casa: http://labandasiguiotocando.blogspot.com/2011/08/la-ley-del-perdon.html

Cariños!!
(esta vez logueada)

Ricardo Miñana dijo...

Siempre tenemos que aprender delos grandes maestros.
Pasaba a saludarte me voy de vacaciones hasta primeros de Septiembre,
un abrazo.

Cristi dijo...

Hola, Juan:

El alumno/a deben de estar preparados; se aprende mucho de los maestros zen, sabes Japon tiene los maás hermosos jardines y todo gracias a China...,¡en verdad han sido grandes alumnos/as, nosotros/as deberíamos de aprender y desaprender fijate tú es triste ver tantas papeleras y ver basura en los jardines me entristece qué sería de nuestras ciudades sin jardines!.

Un abrazo.

Soñadora dijo...

Me encantan los cuentos zen, siempre tienen buenas enseñanzas.
Besitos,

María del Carmen dijo...

La vida es un aprendizaje... y transcurrimos en ella con sabidurias de diferentes corrientes.

Los cuentos zen y la filosofía zen son uno de ellos.

Muy buena entrada llena de luz.

Hoy........

Hoy………….

Paso a dejar mi huella
y dejo en tal decires
Titulados Ser
Y reza así:
“Todos lo decían, todos!
es libre como el viento,
sin imaginar que tenía
dos grandes secretos
guardados en su silencio.
Y el silencio mismo
los ha revelado;
El primero, es:
el viento no es libre,
es prisionero de sí mismo
y de su propio impulso,
que lo mece, lo hamaca,
lo agita , lo aquieta,
lo convierte en ráfaga, en ciclón
o en calma brisa.
Y el segundo:
se es como el viento
cuando se piensa
para ser!”

Dejo mi saludo e invito a visitar mis blogs, dónde te aguardan algunos detalles

Tuya
Marita
www.panconsusurros.blogspot.com

MAR dijo...

Y de la vida TAMBIÉN!
Un abrazo para ti.
mar

María del Carmen dijo...

Aún no manejo tla filosofía, me parece muy difícil.


GRACIAS POR COMPARTIR TAL!!!!


Que la brisa sople a tu favor.
Que la nube se corra ante tu paso.
Que el sol acaricie tu alma.
Que el día a día sea mejor.
Que puedas ser haciendo.
Dejo mi huella en paz
Junto a un cariño
E invito a pasar por mis blogs
Y retirar los premios y detalles dejados en ellos.

Marita García
www.panconsusurros.blogspot.com

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

Querido Juan:
Paso a saludarte después de mi ausencia temporal.-

!Toda una vida y nunca aprendemos lo suficiente¡
!Qué difícil es tener conciencia plena¡
Pero... A pesar de que no es sencillo
deberíamos poner más atención a todo lo que nos rodea.

Me alegra saludarte; Un fuerte abrazo:
Antonio

Sonia dijo...

Ostras, con lo despistada que soy yo, que me muevo a impulsos, jejeje. Tampoco hubiese sabido la respuesta. Creo que jamás tendré conciencia plena.

Besos.

Sonia.
http://unamadreimperfecta2.blogspot.com/

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

La humildad ante todo, es la única que te llena de vació para la auténtica concentración.




Gracias