martes, 12 de julio de 2011

Las cenizas del volcán Puyehue (Chile)



La nube de cenizas del volcán Puyehue (Chile) completó la vuelta al mundo en 14 días después de recorrer suelo argentino (sobre Buenos Aires) y uruguayo (sobre Montevideo), y siguiendo la rotación de la tierra, esto es de oeste a este, pasar por Australia y Nueva Zelanda para llegar nuevamente a Chile.


Nosotros nos encontramos en Villarrica, a unos 250 Km al norte del lugar del citado volcán, y también nos llegó una nube de cenizas que hizo que todo se cubriera de polvo blanco y muchas personas tuvieran que acudir a urgencias por problemas respiratorios.


Yo escribí este poemita dedicado a las cenizas del volcán que trastocó la vida de nuestra ciudad.

La nube de cenizas del Puyehue sobre Villarrica

Qué lindo que el lago azul titila
el volcán se erige majestuoso
los zorzales armónicamente cantan
y los queltehues juegan con algarabía
todo es paz, calma y sociego
luz, tranquilidad y alegría.

Pero cambia su rumbo el viento
en silencio, casi imperceptible
transporta cenizas del volcán
se apaga la vida en Villarrica.
Duerme el lago bajo la espuma
y el volcán bajo la niebla
todo se cubre de blanco.

Los árboles mudos y somnolientos
no captan qué les aturde
los pájaros desconsolados pían
ante la sed y congoja de sus pollitos.
Los coches levantan una nube de polvo
y se ocultan hasta desaparecer.

La gente en la calle se esconde
detrás de sus mascarillas
tosen y se ponen morados
se asfixian y caen moribundos.
¡Al centro de salud por favor!
Hay que aplicarles oxígeno
antes de que fallezcan.
Y el viento trota suavemente
envolviendo con cenizas nuestra ciudad.

Las cenizas del Puyehue ocultaron la visión del lago Villarrica, del volcán del mismo nombre y de nuestra hermosa ciudad. Fueron unos días complicados para la salud en los cuales nos mantuvimos recluidos en nuestras casas, a no ser que hubiera que salir a resolver cualquier diligencia.

9 comentarios:

Sonia dijo...

Somos insignificantes ante las fuerzas de la naturaleza que son imparables, invencibles (volcanes, huracanes, terremotos, tsunamis,...).

Besos.

Myriam dijo...

Estas cenizas causaron estragos en el Sur Argentino. Si vieras como quedaron pueblos enteros bellísimos anegados por las cenizas!

Con tus versos has dejado constancia de su paso por tu ciudad.

Un abrazo, Juan Antonio y feliz verano a pesar de los problemas respiratorios de la población, que espero ya hayan pasado.

Ligia dijo...

También espero que haya pasado y sólo quede el recuerdo con tu poema dedicado. Abrazos

María dijo...

El poder de la naturaleza es asombroso, tanto para crear como para destruir.

Besos

Cantares dijo...

Hay muchas poblaciones afectadas, en los campos patagonicos las pérdidas son totales, es una tremenda desgracia para esa pobre gente. Sí, en Buenos Aires sufrimos alguna incomodidad, nada comparable con lo que sufren a diario en las localidades del sur
Un beso

Princesa Adora dijo...

Como bien dijeron por ahí no somos nada... me quedo con la parte de "los pájaros desconsolados pían
ante la sed y congoja de sus pollitos", me dio ternura!!!

La naturaleza es magnífica, imponente, pero también temible y arrolladora!!!


Cariños!

Soñadora dijo...

La naturaleza con su fuerza hace sentir su presencia, espero que ya estén más tranquilos.
Besitos,

tia elsa dijo...

Aún hoy después de muchos días se sigue sientiendo el efecto de sus cenizas, de hecho en el día de hoy en el aeroparque de Bs As los vuelos se suspendieron por las cenizas de este volcán. Ni hablar de los daños eocnómicos en el sur de Argentina con es el caso del paraje El Bolsón. Muy bueno tu poema. Besos tía Elsa.

María del Carmen dijo...

Se es poco ante la fuerza de la anturaleza...

Merced a Dios que no ah sido aún mas dificil la situación apesar del desastre que ocasiono.

De desplazarse a mayor kilometros o mayor fuerza... sería inevitable una catastrofe global.

La naturaleza esta enojada.

HOY


Vengo a puro tango
A decir al compás
Del dos por cuatro,
Que la Cumparsita
Suena ya y comienza
El baile…
De modo distinto…
Pasen… pasen
Están en sus casas,
En la casa la abuela Matilde
Le esperan arrollado de chocolate
Y una dulzura como regalo;
En alma calma
Una vela encendida
Por los que están e idos;
En pan con susurros
Una nenúfar y su decir,
En camino al horizonte
La llave de los cielos
Y contemplación …
Un set y nuevas
En new art deco,
Y en cosecha de sentires
Les aguarda una
Gala de premios y Regalos.
Entre reflexiones
Leyendas , recetas,
Pinturas y pensares
Les recibo con mi ser
Apuro sentir.
Les espero y dejo mi huella con semillas de paz.
Marita García
Ir a: www.cuerposanoalmacalama.blogspot.com

Y de ahí sigue el viaje.