domingo, 27 de septiembre de 2009

Genios en el anonimato

Walt Whitman publicó mil ejemplares de su libro de poemas "Hojas de hierba", en 1.855, con mucho sacrificio. Regaló unos cuantos y vendió muy pocos.

La crítica no le era favorable hasta que Ralph Waldo Emerson, poeta, filósofo y ensayista leyó su libro y quedó encantado con él, escribiéndole una carta animándolo a seguir. Eso le dio ánimo para continuar escribiendo y fue el preludio de una larga carrera de éxito como escritor.

La misma obra fue publicada en innumerables ocasiones revisándola y ampliándola, la última y definitiva en 1.892, llegando a ser uno de los libros de poemas más considerados de Estados Unidos de Norteamérica.


Yo me quedé encantado con su lectura que tuvo lugar hace muchos años, recibiendo mucha influencia de él.



“La conjura de los necios” fue escrita por John Kennedy Toole en 1.962, mientras realizaba el servicio militar en Puerto Rico.
Toole solicitó su publicación a varias editoriales, pero siempre fue rechazada. El autor, desesperado, se suicidó. Su madre, creyendo en el valor de la novela de su hijo, insistió ante varias editoriales, pero nunca tuvo éxito. Hasta que le rogó al escritor Walker Percy que la leyera. A duras penas consiguió que le echara un vistazo a las primeras hojas. Se quedó tan entusiasmado que continuó leyéndola y al final quedó maravillado por el valor de la obra.

Finalmente, fue publicada consiguiendo el Premio Pulitzer de 1.981, siendo una de las novelas más vendidas en varios países durante un tiempo.

El título de la obra proviene de una cita de Jonathan Swift, escritor satírico irlandés: “Cuando aparece un genio lo reconoceréis porque todos los necios se conjuran contra él”.

He releído el libro tres veces, pues desde el principio me pareció una obra genial.

.

Estos dos ejemplos nos permiten percatarnos de la dificultad de publicar si no se tiene apoyo, quedando muchos escritores, y artistas en general, sin poder dar a conocer su obra por falta de medios.

¡Cuántos genios se habrán quedado en el camino, sin desarrollar su potencial

Ojalá que haya organismos o mecenas que les ayuden, pues aportan un beneficio para la humanidad.


.

9 comentarios:

Juan dijo...

De "Canto a mí mismo":

Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

Vago... e invito a vagar a mi alma.
Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
para ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.

Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Sé cuál es su misión y no la olvidaré;
que nadie la olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción,
y abro de para en par las puertas a la energía original de la naturaleza
desenfrenada.

Walt Whitman

Traducida por León Felipe

Nerina Thomas dijo...

Una maravilla este autor, en todo el mundo y para todo él.
mi cariño para ti!!

Abuela Ciber dijo...

Es cierto lo de las dificultades, pero, se ha ido abriendo posibilidades en concuros de diversos organismos estatales y privados, al menos por acá.
Fueron importantes los libros editados que se presentaron este año en la Feria del Libro.

Saludos

SEISITO dijo...

Juan Antonio me entró curiosidad por estos personajes, pero encuentro muy bueno que hoy en los colegio se incentiva mucho a la lectura.
Y si da pena que escritores tan buenos esten en el anónimato ya que sus escritos aportan tanto como tu dices.
Saludos mil

Hada Saltarina dijo...

¡Cuánta razón tienes! Desgraciadamente cuesta mucho sacar adelante una obra; lo sé muy bien. Por eso existe un medio como éste que, al menos, nos da la posibilidad de dar a conocer lo escrito; otra cosa muy distinta es poder vivir de ello, pero... así están las cosas. Lo que sí es importante es no desesperar y seguir haciendo aquello que uno desea, porque yo creo que ya llegará el tiempo en el que resuene. Un fuerte abrazo

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Melba dijo...


"
Yo me quedé encantado con su lectura que tuvo lugar hace muchos años, recibiendo mucha influencia de él."

Tú y muchísimos más...

Un abraz♥

Steki dijo...

Qué lindo, Juan! Gracias por compartirlo.
Besito para ti.

maracuyá dijo...

Cuántos artistas excelentes que no tienen su gran oportunidad...y en todos los géneros!!!

Afortunadamente, estos dos grandes, aunque uno muy tardíamente la tuvieron, para que nosotros pudiésemos disfrutarlos todavía.

Un beso, Juan.