miércoles, 8 de abril de 2009

Ha llegado el otoño



Llega el otoño
el frio y las tardes melancólicas
multicolor alfombra de hojas
el árbol se queda vacío
ha perdido sus adornos
su frescura y su fragancia.

Pero nos permite disfrutar
de la esencia de los árboles
de su perfecta estructura
el olor a tierra mojada
caminar bajo la fina lluvia
chapoteando en los charcos.

A nosotros nos sucede lo mismo
después de la divertida etapa juvenil
entramos en una de responsabilidades
de trabajo, a veces agobiante
de correr detrás del tiempo
en busca de la quimera de la felicidad.

Cuando llega el otoño a nuestras vidas
es momento de reflexión
de disfrutar de lo que nos ofrece la Naturaleza
de los pequeños regalos que cada día se nos presentan
jugar con los niños pequeños
la plácida lectura de un libro
o la composición de un breve poema.
Gozar de la vida en familia
charlar gratamemente con los amigos
y agradecer en todo momento
la salud y felicidad que nos acompaña.

Llegó el otoño. Vivámoslo plenamente.

16 comentarios:

Mayela Bou dijo...

Que linda debe de ser esa etapa de la vida en la que podemos contemplar todo por lo que hemos luchado, todo lo que nos ha hecho los seres humanos que somos…
Que linda reflexión!
Un beso!

Marysol dijo...

Ha llegado el otoño con sus colores dorados y nosotros los recibimos vestidos de fiesta. Es una época reflexiva, serena, pero muy hermosa y estamos listos para disfrutarla como la mejor etapa de nuestras vidas.
Besos, me gustó mucho este post.

Le Sang dijo...

ke lindo como describes al otoño , nunca lo habia comparado con nuestra vida
un beso
<(+_+)>

La Morada dijo...

El otoño me puede entristecer, pero a la vez me hace reflexionar y aprovechar.

Saludos estimado Juan!

Nerina Thomas dijo...

El otoño siempre fue mi estación favorita. Los primeros vientos, las hojas caídas, su color amarillento, las veredas llenas de las mismas.
El otoño invita al abrigo, al café calentito, a una torta de vainilla,acurrucarse entre las hojas de un libro. Y tanto más sin duda.
un abrazo amigo!!

Colo dijo...

Hermosa comparación, muy cálida y tierna...

Me gusta el otoño pero opaca ese gusto la nostalgia de dejar el verano atrás, porque adoro el verano!!

Un abrazo

mara y cuyá dijo...

Yo también como Colo adoro el calorcito, sin embargo el otoño es bello, con sus días soleados, sus colores, sus sabores, sus pájaros...y muchos encantos que tienen todas las estaciones como en la vida, como bien lo has dicho....hay que saberlos disfrutar y predisponerse, vestidos de fiesta como dijo Marysol.

Abrazo fuerte Juan

* HADA ISOL dijo...

El otoño me encanta! a todo lo que dices que puedo hacer en otoño le sumo el placer de pisar las hojitas caidas y hacer musica con el ruidito que hacen,es el juego favorito de mis hijos y mío! un abrazo y felices pascuas!

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y sin otoño,
no habría invierno
y sin este,
jamás vendría el verano
ni nos besaría la primavera...

Paz&Amor

Isaac

Hada Saltarina dijo...

¡Qué difícil vivir los cambios! Y encima en este mundo internaútico vemos que cuando uno celebra el otoño, otro celebra la primavera. ¡Qué bonita enseñanza práctica sobre la aparente contradicción de una única realidad.

Un fuerte abrazo, Juan Antonio

Nerina Thomas dijo...

Ya está tu presentación en mi blog amigo!! Gracias a Mara Cuya, quien con su buena voluntad hizo lo debido. Me falta aprender tanto con la máquina!!! pero siempre hay un alma noble que me ayuda a concretar mis deseos.
Gracias de todo corazón!!!

Juan dijo...

Mayela Bou
Adrisol
Le Sang
Moradita
Nerina
Colo
Mara y Cuyá
Hada Isol
Isaac
Hada Saltarina

Gracias, amigos, su compañía y amistad me dan ánimos para continuar en el camino de los blogs, donde tantos amigos hemos conseguido en distintos países.

El otoño nos une. Nosotros somos las hojas que caemos desvalidas después de la tormenta o por el cansancio de una pesada travesía, pero renacemos con fuerza y con mucha ilusión, puesto que la vida es maravillosa y llegaremos al final con el agradecimientos de haber llegado con el alma y el espíritu siempre dispuestos a abrirnos a los demás.

Un abrazo.

Soñadora dijo...

Juan Antonio, que bonito el paralelo que haces entre las estaciones y nuestras vidas, así es, hay que vivir a plenitud el otoño, y a cada època encontrarle su encanto.
Besitos,

VICAIROT dijo...

hermoso tu relato Juan, es tal cual lo has narrado es verdaderamente un tiempo de reflexión, pero yo adoro el verano jaja. Un saludo querido amigo Vic.

MARYCARMEN dijo...

EL OTOÑO DE LA VIDA DE CADA QUIÉN TIENE ESE ESPECIAL SABOR A EXPERIENCIA Y DELEITE DE HABER VIVIDO!

GRACIAS POR TAL POST!
LE INVITO A PASAR POR MIS BLOGS Y RETIRAR SI GUSTA LOS REGALOS DEJADOS EN ELLOS.

UN SALUDO Y MI PAZ OS DEJO
MARYCARMEN
WWW.PANCONSUSUROS.BLOGSPOT.COM

Catalina Zentner dijo...

Amo el otoño, aunque hoy puedo decir que he perdido los colores, los aromas, la mirada capaz de descubrir lo más oculto de la naturaleza.

Abrazos,