jueves, 29 de enero de 2009

El Camino de Santiago, espíritu de fraternidad

Foto tomada en O Cebreiro, a la altura de La Faba, en el límite de las provincias de León y Lugo (España), en mayo de 2004.
De izda. a dcha: Un padre y su hijo, de California, EE UU; dos amigos andaluces que hacían el Camino en caballo; Mary, una joven irlandesa; y la Sra. Weigel, de Alemania. Abajo, yo, Marta, de Canarias, y Marcel, un chico francés.
.
Durante el Camino de Santiago nos encontramos con gente de distintos países. Normalmente nos relacionamos con los mismos durante todo el Camino, pues coincidimos al final de cada etapa. En él hay un espíritu de fraternidad sobresaliente. Todos están dispuestos a ayudar al que lo necesita y siempre se dan ánimo con el saludo: "Feliz Camino, Peregrino."
.
Algunos lo inician en Saint Jean de Pied de Port, en Francia, como la Sra. Weigel. Otros lo hacen en distintos lugares.
.
El Camino supone para muchos una experiencia mística impresionante. Durante las largas marchas nos intercambiamos experiencias y anécdotas que nos enriquecen a todos.
.
Conocí a varios que fueron a hacer el Camino y se quedaron prendados de él, por lo que decidieron permanecer como posaderos, para ayudar a los peregrinos, o como médicos, enfermeros o ayudantes en los albergues. Otros lo llevan realizando muchos años, como José María Sevillano, que lo lleva haciendo 15 años consecutivos.
.
Yo tengo la firme esperanza de volver a hacerlo, pues me quedé con las ganas de repetirlo, esta vez de manera más tranquila, con más tiempo y con más conocimiento de la enorme fuerza y vitalidad que nos impregna.
.
La distancia mínima para obtener la Compostela o Compostelana es de 100 km. Éste es un documento en el que se acredita que se realizó el Camino por motivos religiosos o espirituales.
.
Cuando bajaba desde O Cebreiro, de casi 1300 m de altitud, hasta Triacastela, etapa de 21 km, me cogíó un aguacero mientras caminaba por un exuberante bosque, con espesa niebla. En ese momento pude apreciar la energía y espíritu de millones de peregrinos que los dejaron impregnados en el ambiente. Esta misma sensación la tuve en muchos momentos del Camino. Éste se realiza con un recogimiento y una espiritualidad que quedan para siempre en nuestras almas.
.

18 comentarios:

Adrisol dijo...

que hermosa experiencia que cuentas!!!!!!
llenar el espíritu con esas sensaciones es lo que no lleva a seguir adelante de la mano de Dios........

un abrazo, amigo

Hada Saltarina dijo...

¡Qué bonito! Soy gallega y, aunque nunca he hecho el Camino de Santiago, he visto pruebas de su presencia. Acabo de leer por segunda vez "El Peregrino de Compostela" de Paulo Coelho; y me ha gustado mucho más que la primera vez. Gracias por compartir tu experiencia. Un fuerte abrazo

La Morada dijo...

Eso es algo que me llama mucho la atención; el camino de Santiago.

Me imagino que la experiencia debe ser magnífica.

Saludos Juan! Un abrazo!

Lidia M. Domes dijo...

Qué hermosa experiencia...

Imagino que cada vez que se repite se profundiza el encuentro consigo mismo y con Dios...

Abrazos,

Lidia

Natacha dijo...

Conozco a algunas personas que han hecho el camino y han vuelto fascinadas de la experiencia.
Un beso, amigo
Natacha.

Steki dijo...

Qué lindo, Juan!
Me encanta que compartas tus lindas experiencias.
Buen fin de semana.
BACI, STEKI.

RECOMENZAR dijo...

Tu blog son experiencias que maravilla!!!!!!!!!!, el mio lo son para mi y es por eso que conmigo y sinmigo nos unimos a traveés de las experiencias de los demás
Besos con mucho frio

Ondina dijo...

Se te echaba de menos !

Gracias por compartir tus experiencias y por tu siempre estar,eres de esos amigos que se hacen así como por azar en el mundo bloggero y se cuelan en el alma y se hacen tan necesarios.

Es una suerte tener amigos para compartir los momentos alegres y hacer menos tristes los tristes,eres de esos.

Un gran abrazo

Soñadora dijo...

Hermosa vivencia Juan Antonio, también espero hacerlo en algun momento.
Besitos,

Yansidara dijo...

Me recordaste a Serrat,
"...he andado muchos caminos, he abierto muchas veredas"
Esto debe ser un evento de aquellos que te cambian la vida.
¡Que dicha!
Gracias mil por compartir y hacer este nuestro mundo cada vez más pequeño.
Always,
Y

haideé dijo...

Me vino a la memoria un artículo de un psquiatra español (la fotografía de su persona era muy explicita) que decia que aquellos que hacían el Camino de Santiago eran todos unos enfermos... así mismo con estas palabras... :) lo que me pude reir... en fin...

Cierto que todo se impregna de esa epiritualidad... somos vibraciones, todo es vibración...
Desealo con fuerza y pronto estarás aquí :)
Un cariñoso abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Hola Juan Antonio!!!

Te he dejado un correo.

Un abrazo y hasta mañana.

KALISTA dijo...

Cuanto camino recorrido amigo!!!, bellas experiencias vividas...
Gracias por estar siempre, un abrazo càlido...

Daphne dijo...

Qué lindo!


me encantan las fotos de paseos como estos, en donde salen todos los involucrados!

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Hola Juan que tal? ESpero y deseo que todo esté bien.

Ho he tenido aun la ocasión de realizar el camino de SAntiago, pero todo se andará.. y te explicaré.

Amigo te dejo un relajante abrazo y un besote.

Beatriz

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Me encantaría hacer ese viaje...

Nos podrías contar cómo se hace? Qué hay que hacer? etc...

Bendiciones dulce y buen hermano. Toda mi luz a tu luz

Isaac

*izil* dijo...

Estou te visitando amigo, são tantos os blogs que tens, que adoro ler todos.
izil

La Maga dijo...

Fue como vivirlo... hermosa forma de hacernos conocer esta maravilla a quienes soñamos con estar algun dia en ese lugar...
Juan Antonio gracias por la inmensidad de tu alma, tus palabras siempre llegan ...
Un abrazo de los que viajan ...
hasta pronto amigo!mi corazon te saluda...